Buscar:

Cargando...

viernes, 20 de abril de 2012

Jabón neutro.



Objetivo: Una piel sana, limpia y sin imperfecciones.

Estrategia: Un jabón suave para la piel, que elimina puntos negros sin resecar. Gracias a que contiene el poderoso Antiacnil FP,  como el resto de la familia de jabones Asepxia, elimina la grasa y mantiene tu piel realmente limpia y sin imperfecciones. Esta presentación es hipoalergénica, lo cual le da un cuidado especial a ciertos tipos de piel.


Modo de empleo
En la mañana y en la noche lava tu cara y cuerpo con agua y Asepxia ® Jabón Neutro dando un ligero masaje insistiendo en las zonas en que se tenga imperfecciones. Enjuaga con abundante agua.
La combinación de los ingredientes activos de Jabón Asepxia Neutro te ayudarán a eliminar impurezas de tu piel y lucirla mejor. Contiene Glicerina, también conocido como glicerol, el cual es un ingrediente de alto poder hidratante o humectante para no resecar tu piel durante su aplicación. Por otro lado, esta presentación incluye otros beneficios propios de los activos de los Jabones Asepxia, como son:
• Ácido glicólico. El cual tiene propiedades como exfoliante, reduce el sebo y colabora en la afinación de los poros; también brinda una acción reparadora.
• Ácido Salicílico. Sustancia queratolítica que se utiliza para tratar el acné  y como renovador celular. En algunos productos cosméticos se emplea como conservador y agente suavizante.


viernes, 16 de marzo de 2012

Como hacer jabón casero.


Cuantas veces has oido a tus abuelos hablar de cuando ellos hacían jabón casero y te has preguntado ¿como lo harán?, pues ahora tienes la solución y no es muy complicada.

Como hacer jabón casero


Con agua, aceite, sosa cáustica y un poco de paciencia podrás realizar tu propio jabón casero

Os vamos a explicar la forma de hacer jabón casero, tal y como se ha venido haciendo hasta hace unos años atras. Ahora no es muy normal que en los hogares se haga jabón, pero hasta hacia bien poco, nuestros abuelos, tenian la "receta" para hacer su propio jabón casero.




Para hacer nuestro jabón casero, necesitaremos lo siguiente:
  • Un recipiente de barro, metal o cristal
  • Una cuchara de madera
  • 3 litro de agua
  • 3 litro de aceite (usado de freir)
  • 500 gramos de sosa cáustica
Echamos en el recipiente, la sosa cáustica y añadimos el agua con mucho cuidado, ya que la sosa cáustica puede quemarnos la piel, asi que procura no tocarla.
Ahora es el momento de ir añadiendo el aceite poco a poco, mientras con la cuchara de madera vamos moviendo la mezcla. Este proceso debemos prolongarlo durante un buen rato, una hora aproximadamente, hasta que tengamos una pasta espesa de color blanquecino.
Ahora dejamos reposar durante un par de días y listo ya tenemos nuestro jabón casero.
Si quieres que el jabón sea un aromático, puedes echarle aceites esenciales de limón, fresa o lo que tu prefieras. Si quieres que el jabón salga más blanco puedes añadir un producto blanqueante, como un chorrito de añil.


Aqui os dejamos un video explicativo que te puede sacar de dudas a la hora de hacer tu propio jabón casero.

http://www.youtube.com/watch?v=Fz5kd6NbZdM&feature=player_embedded


.

Jabones naturales.


JABONES NATURALES PARA CADA PIEL

Los jabones naturales no son todos iguales. Sepa cuál es el más conveniente para su tipo de piel. El jabón, ese producto que nos acompaña todos los días en el cuidado de nuestra piel, higienizándola y cuidando de mejorar su apariencia, ha ido tomando a lo largo de la historia diferentes formatos y variedades, una vez que se ha conocido cómo actúa sobre los distintos tipos de piel y, sobre todo que en algunos casos puede producir irritaciones.
Lo que realmente nos interesa de los jabones naturales es que cumplan con sus funciones primordiales, de limpiar la superficie cutánea, barriendo con las células muertas y los agentes externos que permanezcan en su superficie.

- Hay distintos tipos o clases de jabones naturales 

Los jabones comunes: sólidos y espumosos, hechos por lo general con sebo grasoso y sodio o potasio. Se indican para todo tipo de pieles y en algunos casos pueden usarse para lavar el cabello.

Los jabones humectantes: suelen tener aceites vegetales, otros poseen cremas humectantes en su composición, o grasas enriquecidos con aceite de oliva, avellana y otros. Los hay también de glicerina. Son útiles para las pieles secas o dañadas por el uso de detergentes.

Los jabones suaves: tienen en su composición aguas termales y son recomendados para las pieles sensibles.

Los jabones líquidos: que se presentan como una loción de limpieza. Su poder efectivo varía y no todos tienen la misma eficacia.

Los jabones dermatológicos: contienen agentes de limpieza sintéticos muy suaves, a los que se añaden vegetales que contribuyen a cerrar los poros, aliviando las irritaciones y frenando la aparición de acné o puntos negros. Con estos jabones la piel no se descama. Son recomendados para pieles que arrastran inconvenientes, ya sea de modo permanente o estacional, o ante apariciones puntuales de irritaciones.

Los jabones de glicerina: son neutros, no suelen humectar la piel, al contrario, en algunas ocasiones tienden a resecarlas y se recomiendan para las pieles grasas. Por lo general, la glicerina tiene un efecto más duradero que los jabones comunes.

Los jabones terapéuticos: son recetados por los médicos, algunos se recomiendan para Psoriasis, para micosis cutáneas y otros para limpieza profunda de cutis.

Por último se encuentran los jabones naturales utilizados por la mayoría que son aquellos aromáticos a los que se les agrega esencias florales o frutales, no recomendables para pieles sensibles o las personas alérgicas. También tienen un efecto relajante en algunos casos, según la esencia floral que contengan.



viernes, 24 de febrero de 2012

Jabones de casa


 El cuidado de las pieles con problemas de eccemas, dermatosis y especialmente soriasis, es una de mis mayores preocupaciones, "Regaliz y Nigella" forma parte del trio dedicado a este tipo de pieles. 

   Pronto serán cinco los jabones pensados para ellas y la rotación, destinada a aprovechar aún mas su efectividad, será mucho mas facil. Este aumento es el motivo por el que he decidido numerarlos, imagino que resulta mas sencillo recordar los jabones por su número que por su nombre...

   Aprovecho para repasar sus características.
   Infusión de Regaliz, extracto de Grosellero Negro y Aceites de Nigella Sativa y Argán son los principales activos de esta fórmula.

   La raiz de Regaliz preparada en decocción es conocida por su efecto blanqueador en la piel y sobre todo por sus propiedades antioxidantes. En cosmética se utiliza también como calmante para pieles delicadas.

   El Grosellero es un arbusto perenne cuyas hojas poseen multitud de glándulas resinosas en el envés. Esta considerada la planta mas rica en cortisona vegetal.
   La combinación de estos dos activos está indicada, entre otras afecciones, en casos de dermatitis, soriasis, acné y alopecia.

   "Aceite de los Faraones", así es como se le conoce al aceite de Nigella Sativa, se extrae de los granos del comino negro, es de origen egipcio, sabemos que Cleopatra lo utilizaba para cuidar su belleza y fué encontrado en la tumba de Tutankhamón.
   Este aceite tiene gran capacidad nutritiva por lo que se aconseja en pieles secas e incluso agrietadas. Se comporta de forma excelente en el tratamiendo de soriasis, hongos, eccemas y dermatosis. Cuida y calama las pieles dañadas y con quemaduras, es antibiótico, anti infeccioso y purificante.

   El Aceite de Argán se ha utilizado siempre en Marruecos contra el acné, estrías y quemaduras. Su elevado contenido en vitamina E revitaliza e hidrata la piel aportandole elasticidad y 
bienestar. Es cicatrizante y trata las irritaciones cutáneas, eccemas y soriasis, nestar. Es cicatrizante y trata las irritaciones cutáneas, eccemas y soriasis.

El jabón.

El jabon es un agente limpiador o detergente que se fabrica utilizando grasas vegetales y animales y aceites. Químicamente, es la sal de sodio o potasio de un ácido graso que se forma por la reacción de grasas y aceites con álcali.

La mayoría de los jabones eliminan la grasa y otras suciedades debido a que algunos de sus componentes son agentes activos en superficie o agentes tensoactivos. Estos agentes tienen una estructura molecular que actúa como un enlace entre el agua y las partículas de suciedad, soltando las partículas de las fibras subyacentes o de cualquier otra superficie que se limpie. La molécula produce este efecto porque uno de sus extremos es hidrófilo (atrae el agua) y el otro es hidrófugo (atraído por las sustancias no solubles en agua). El extremo hidrófilo es similar en su estructura a las sales solubles en agua. La parte hidrófuga de la molécula está formada por lo general por una cadena de hidrocarburos, que es similar en su estructura al aceite y a muchas grasas. El resultado global de esta peculiar estructura permite al jabón reducir la tensión superficial del agua (incrementando la humectación) y adherir y hacer solubles en agua sustancias que normalmente no lo son. El jabón en polvo es una mezcla hidratada de jabón y carbonato de sodio. El jabón líquido es una solución de jabón blando de potasio disuelto en agua.
A finales de la década de 1960, debido al aumento de la preocupación por la contaminación del agua, se puso en entredicho la inclusión de compuestos químicos dañinos, como los fosfatos, en los detergentes. En su lugar se usan mayoritariamente agentes biodegradables, que se eliminan con facilidad y pueden ser asimilados por algunas bacterias.

martes, 21 de febrero de 2012

Soaps


Proceso de saponificación :

  
   1. Aceites y grasas, después de ser blanqueados y desodorizados, son bombeados al contenedor de ebullición. Luego, una cantidad de sosa cáustica también es añadida a dicho contenedor. El vapor generado en este proceso es calentado y agitado para formar la saponificación. 
   2. Cuando la saponificación es completada, una solución de agua salada es colocada en el contenedor de ebullición, donde el jabón no disuelto en la solución de agua salada queda acumulado en el estrato superior, y el jabón con glicerina queda sedimentada en el estrato inferior. 
  
b. proceso de acabado 
  
   1. El jabón líquido es bombeado a un mezclador de tornillo para mezclar las grasas y la mezcla de sosa cáustica. 
   2. Un proceso de sedimentación es utilizado para filtrar las impurezas presentes en la mezcla. 
   3. Luego, el jabón líquido es colocado en una cámara de secado (sistema cerrado que previene la oxidación) Esta cámara cuenta con una sección de succión, cabezales de corte, y válvulas con boquillas rociadoras. 
   4. El jabón semiseco es cortado a un tamaño adecuado y luego trozado para que se pueda secar más rápidamente. 
   5. Los trozos de jabón seco son almacenados en un tanque. Luego, el jabón es pesado y mezclado con ciertos rellenos, de acuerdo al tipo de jabón que se desee producir (Para producir jabón de inodoros, se añade perfumes, colorantes y tintes; Para producir jabón para lavar se añade silicato de sodio) Luego, la mezcla es laminada por medio de una máquina laminador (para la producción de jabón para lavar, este proceso es omitido) 
   6. El jabón es prensado a través de una máquina para producir barras de jabón. Luego, la barra es colocada en un cortador automático continuo que corta el jabón al tamaño deseado. 
   7. El jabón, después que es enfriado con aire, es estampado y empaquetado para su uso comercial.